La cirugía ginecológica laparoscópica benigna avanzada, nos permite intervenciones quirúrgicas de mínima invasión.

Realizamos un única incisión de 2 cm., en el ombligo, para de esta manera poder extirpar los ovarios y el útero. Esta operación nos permite no emplear puntos ya que empleamos selladores ultrasónicos.

Es un tipo de cirugía muy eficiente, segura, de muy rápida recuperación. Permitiendo a la paciente que se incorpore de forma casi inmediata a su vida cotidiana.