¿Qué es el prolapso pélvico?

El prolapso pélvico consiste en la caída del útero desde su posición normal al área vaginal. Sucede cuando los músculos y ligamentos que mantienen el útero en la pelvis se debilitan provocando que el útero caiga.

Las mujeres con edad avanzada son las más propensas a sufrir el prolapso pélvico ya que los músculos se van debilitando con el tiempo. Además será más común en mujeres que hayan tenido varios partos vaginales, que tengan falta de estrógenos después de la menopausia, que tengan algún tumor pélvico (caso infrecuente) o algún factor que ejerza presión sobre estos músculos, como la tos crónica o la obesidad.

Tratamientos

Para diagnosticarlo es necesario realizar un examen pélvico por el cual se detectará cuanto ha bajado el útero. Normalmente los síntomas no son molestos por lo que no es necesario un tratamiento, suele ser molesto cuando el descenso llega a la apertura de la vagina.

En el caso de mujeres obesas se recomienda bajar de peso, además de evitar grandes esfuerzos físicos o coger objetos pesados ya que lo podría empeorar.

Es posible también la utilización de un Pesario vaginal. Se trata de un dispositivo de caucho o plástico que se dispone dentro de la vagina y que sostiene el útero en su sitio, puede ser temporal o permanente.

En un caso extremo se llevaría a cabo la cirugía, pero sólo en el caso de que el riesgo fuese mayor si no se realizara.´

Hacer ejercicios vaginales fortalece los músculos que sostienen el útero previniendo de esta manera un futuro prolapso pélvico.